Raíces

Somos laicos/as, religiosos/as y sacerdotes que al impulso del Espíritu Santo, como María, seguimos a Jesucristo que se ofrece al Padre por la salvación del mundo y trabajamos con Él por la construcción del Reino.

Nuestro Origen:

El 14 de enero de 1894 Jesucristo le transmite a Concepción Cabrera de Armida (Conchita) su ardiente amor misionero, y ella lo expresa a través del grito que nosotros encarnamos: Jesús, Salvador de los hombres, ¡sálvalos!

Nuestro Emblema:

La Cruz del Apostolado simboliza al Padre (luz), a Cristo Jesús (corazón) y al Espíritu Santo (paloma), que actúan sosteniendo, acompañando y fortaleciendo al ser humano sufriente (cruz) y lo salvan con un amor solidario.