Volver 



Hermanas de la Vera Cruz Hijas de la Iglesia - BLOG

¿Quién es San José, el esposo de María?

01 de Septiembre del 2012

¿QUIÉN ES SAN JOSÉ, EL ESPOSO DE MARÍA?
H. Magdalena Villarreal, svcfe
10 de Marzo de 2012
 
El 19 de marzo toda la Iglesia recuerda la muerte de San José, una solemnidad que siempre se celebra en cuaresma y aunque en este tiempo no escuchamos el canto del  Gloria que entonaron los ángeles en Belén, hoy se canta, porque justo es cantarle a Jesús por  aquel que estuvo presente en su Nacimiento.

Dios Padre, en sus designios amorosos, no quiso llevar a cabo nuestra salvación “sin San José”. Él fue el que lo introdujo de lleno en el Misterio de la Encarnación, lo involucró en la vida de Jesús y de María, encontrando un “hombre según su corazón”.

José es un hombre real, tiene el nombre que sus padres de dieron, es el eslabón que une el  Antiguo con el Nuevo Testamento; su padre se llamaba Jacob (Mt, 1-16), y su lugar de origen era Belén, puesto que se fue a empadronar allí con su Esposa (Lc, 2,4).

Pero, ¿Quién es este hombre que Dios escogió para confiarle sus más grandes tesoros, Jesús y María? Veamos cómo  lo presentan los Evangelios.

SAN JOSÉ EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS
Lo realmente importante, no es lo que José hizo, sino lo que Dios realizó a través de él. Su carnet de identidad es:” SOY ESPOSO DE MARÍA DE LA CUAL NACIÓ CRISTO” (Mt. 1-16).
En  Mt. 1, 20-21, se nos narra el “SÍ” de José, cuando el Ángel se le aparece en sueños y le dice que no tema en recibir a María, su Esposa, porque lo que Ella espera es obra del Espíritu Santo; José se levanta y de inmediato hace lo que el Ángel  le pide, y así asume la maternidad de María y la recibe junto con su Hijo, entra así de lleno en el Misterio de la Redención, se le confía SER EL PADRE TERRENO DE JESÚS, EL HIJO DE MARÍA.

José es verdaderamente el padre de Jesús, se le confía la vida privada y escondida del Hijo de Dios. Ejerce su paternidad  como lo hacía cualquier judío:
-Dirigiéndose a Belén (Lc. 2, 1-5), inscribe oficialmente el nombre de Jesús como hijo suyo.
-En el Nacimiento (Lc, 2, 6-7), junto con María es el testigo privilegiado de la venida del Hijo de Dios al mundo.
-En la circuncisión (Lc. 2, 21), José impone al Niño el nombre de Jesús, declarando así su paternidad legal sobre Él.
-En la Presentación al templo (Lc. 2, 22-28), José cumple otro deber de padre al rescatar al Primogénito.
-En la huída a Egipto (Mt. 2,13-16), Dios le avisa a él por medio del Ángel, pues es la cabeza de la Familia.
-Prepara a su Hijo para entrar de lleno, como judío adulto en la Pascua a los doce años (Lc. 2,30-50), El papá era el que preparaba al Hijo en el conocimiento e interpretación de la Biblia y lo presentaba en el templo.
-Vida de Nazareth (Lc. 2, 51-52; Mt. 2, 19-23), José es la cabeza de la Sagrada Familia, es la “sombra del Padre”, tenía la obligación de cuidar, alimentar, instruir a Jesús en la Ley, enseñarle un oficio y formarlo para su misión.
 
SAN JOSÉ EN LA VOZ DE  LOS PAPAS
San José es PATRONO UNIVERSAL DE LA IGLESIA, así lo nombró el Papa Pío IX el 8 de diciembre de 1870 y el Papa León XIII dice: “San José debe ser considerado Patrono Universal de la Iglesia porque él es esposo de María y padre adoptivo de Jesús, en su momento fue el custodio legítimo y natural, cabeza y defensor de la Sagrada Familia, es por tanto conveniente y digno que, así como protegió a la Sagrada Familia, proteja ahora a la Iglesia”. Benedicto XV instituyó en toda la Iglesia en 1920 la fiesta de la Sagrada Familia. Pío XII, quiso cristianizar el día del trabajo instituyendo la fiesta de San José Obrero el día 1 de mayo.

Es llamado también patrono de la buena muerte, pues tuvo el privilegio de morir en brazos de Jesús y de María.

“San José es un prodigio salido de las manos de Dios: célibe y a la vez casado; virgen y también padre; rey como David y no llevó corona; transmisor de la fe y siempre estuvo callado; de siervo se convirtió en señor de su Señor; amó en vida con locura a su Esposa, custodió su pureza y amó a todos; murió sin descendencia y es padre de una gran multitud; ignorado en vida, hoy todos invocan su nombre”.

Hoy día, su presencia y su testimonio se hacen más necesarios con vista a salvar la civilización cristiana, amenazada seriamente por la cultura de muerte.

En este tiempo que la familia está en crisis, volvamos la mirada a la Sagrada Familia de Nazareth, contemplemos el misterio y vivamos las virtudes que allí se vivieron, se le ha llamado la “dulce trinidad en la tierra”.

*Era la Sagrada Familia porque no había egoísmo, era el amor el que llenaba sus corazones: José trataba de agradar en todo a Jesús y a María; María trataba de agradar a Jesús y a José; Jesús obedecía en todo a sus padres y los Tres hacían en todo la voluntad de Dios.

*Allí se observaban los tres tipos de orden: ESPIRITUAL, dando el primer lugar a Dios, se asistía al templo, se tenían momentos fuertes de oración en Familia; MORAL, respetando la misión de cada uno: José era la cabeza y se le respetaba, María era la Madre y Jesús el Hijo y el MATERIAL, las cosas que se tenían se agradecían a Dios y se cuidaban, nada se desperdiciaba ni se maltrataba, no había lugar para la ociosidad y el trabajo se hacía oración.

*Allí nació el apostolado cristiano, se vivía con fe, con esperanza y caridad.

*La más grande riqueza era Dios mismo, todo era por Él y para Él.

Volvamos la mirada a este hombre sencillo y obediente, a quien Jesús nada le niega; en nuestras penas y necesidades acudamos a él y nunca nos dejará de ayudar, pidamos a José proteja nuestras familias como lo hizo con la de Nazareth, vayamos a Misa el día 19 para agradecerle su cuidado y protección y para pedirle que nos conceda santificarnos en el fiel cumplimiento de nuestro deber.

A  Jesús hace muy feliz ver que se ame a María y a José;  a María hace muy feliz ver que  se ame a Jesús y a José y a José hace muy feliz a  ver que se ame a Jesús y a María.
 

 Volver 



Instituto:

Emblema

Fecha de Fundacion:

3 diciembre de 1952

Fundador(es):

P. Edmundo Iturbide Reygondaud, MSpS


S. de D. Martha de la Inmaculada Christlieb Ibarrola